Austin, Texas, pone un precio al carbono

Austin Texas

Austin, Texas. Photo by Sayaka Kunze, courtesy of Visit Austin.

Austin, Texas, pone un precio al carbono

Por Flannery Winchester

Al igual que muchas ciudades, Austin, Texas, tiene una gama de opciones de energía disponibles para sus ciudadanos: carbón, gas natural, eólico, solar, etcétera. Hasta hace poco, la economía de la mezcla energética de Austin causaba que la ciudad prendaba su planta de carbón regularmente, incluso cuando había opciones más limpias disponibles. ¿Por qué? Debido a que la economía no tomaba en cuenta todas las consideraciones, como el hecho de que la quema de carbón produce más contaminación del aire y más emisiones de carbono que otras opciones energéticas. Sin tomarlo en cuenta, fue fácil para la ciudad continuar como siempre, usando la planta de carbón con frecuencia.

El voluntario de CCL Matt Weldon entendió que era una falla en la forma en que diseñamos nuestro mercado económico. “En ocasiones, se pueden evitar algunas emisiones de carbono en nuestro mercado de forma casi gratuita, sin embargo, no estábamos asignando ni un centavo de valor para tomar esa medida”, explica Matt. Sabía que un pequeño precio al carbono a nivel de la ciudad solucionaría ese defecto.

A través de algunas conexiones con su concejal y la Comisión de Servicios Eléctricos local (EUC, por sus siglas en inglés), Matt estaba en una buena posición para abogar por políticas climáticamente inteligentes a nivel de la ciudad. La EUC supervisa Austin Energy, la empresa municipal local. “Como parte de un comité de la EUC, habíamos redactado una resolución no vinculante sobre los precios al carbono”, dice Matt. También dio algunas presentaciones sobre la idea a un grupo de trabajo relevante y a grupos de defensa en la ciudad, creando conciencia y apoyo para este enfoque.

Austin Energy también ha estado haciendo su parte en los últimos años. “Austin Energy ha buscado las fuentes de energía más baratas posibles y ha presentado ofertas de energía renovable cada año, convirtiendo a Austin en el líder en energía renovable entre las ciudades de Texas”, dijo Bob Hendricks, otro voluntario local de CCL. Incluso se están moviendo hacia el cierre de la planta de carbón local, Fayette Power Project, para fines del 2022. Este año, a Bob le pareció que “Austin Energy realmente quería reducir las emisiones de carbono tanto como fuera posible y al mismo tiempo alcanzar objetivos de asequibilidad, y estaban listos para captar la excelente idea de Matt “. Esto se debió en gran parte a la presión de los miembros de CCL y otros activistas climáticos.

Electric Utility and Resource Management

El 9 de marzo de 2020, la EUC y la RMC celebraron una reunión conjunta para discutir el plan REACH y remitirlo al Consejo de la Ciudad de Austin. El voluntario de CCL Matt Weldon es el tercero desde la izquierda.

Esta primavera, Austin Energy presentó su Plan de Recursos, Generación y Protección del Clima de 2020. El plan establece que “el 86% de la generación de electricidad de Austin Energy estará libre de carbono a finales de 2025, el 93% estará libre de carbono a finales de 2030, y todos los recursos de generación estarán libres de carbono para el 2035 “.

¿Cómo van a alcanzar esos objetivos? Un elemento de este plan llamado “REACH”, que con sus siglas en inglés significa “Reducir las emisiones de manera asequible para la salud climática”, los ayudará a llegar allí. Austin Energy utilizará un “enfoque basado en el mercado” para “incorporar un costo de carbono en el precio de despacho de generación”.

En la práctica, eso significa que el precio del carbón ha pasado de aproximadamente $ 0.02 / kWh a algo así como $ 0.026 / kWh. (Los números exactos dependen de una variedad de advertencias específicas, señala Matt: el precio de oferta, el precio aprobado, el costo de energía sustitutivo, la mayorista versus la minorista, y más). Este pequeño ajuste en el precio significa que ahora, hay una ligera presión económica para elegir fuentes de energía más limpias. Lo más limpio ahora es también más barato. La planta de carbón solo entrará en funcionamiento en tiempos de alta demanda: sobre todo, las opciones más limpias estarán tirando de la carga.

Este pequeño cambio, por sí solo, reducirá las emisiones de carbono de la ciudad de Austin en un 30%, o aproximadamente 4 millones de toneladas métricas, entre ahora y el momento en que la planta de carbón esté completamente cerrada en 2022. El plan establece: “A partir de entonces, el plan REACH se espera que reduzca las emisiones de carbono en un 8% cada año, hasta lograr cero emisiones de carbono para 2035 “. La ciudad mantendrá esa tasa de descarbonización al colocar un pequeño precio al carbono en su generación de electricidad a gas natural después de que se cierre la planta de carbón.

El plan se discutió en una reunión conjunta de la EUC y la Comisión de Gestión de Recursos (RMC por sus siglas en inglés) el 9 de marzo de 2020 (en la foto de arriba) con la asistencia de Matt. El plan fue aprobado por el concejo municipal de Austin el 26 de marzo de 2020. Matt dice: “CCL claramente elevó el perfil de los precios al carbono y elevó el conocimiento de los miembros de nuestro concejo municipal y mejoró su comodidad con moverse entre las perspectivas fiscales y ambientales”.

Este es un gran ejemplo de cómo un precio al carbono puede funcionar a nivel nacional. Cuando tomamos en cuenta los costos reales de los combustibles fósiles, se vuelve fácil, y económicamente ventajoso, buscar opciones de energía más limpia. Podemos ver lo más limpio en el precio en sí.

Hasta la fecha, 81 miembros del Congreso estadounidense ven el beneficio de este enfoque y han puesto sus nombres en el Proyecto de Ley de Innovación Energética y Dividendos de Carbono, que pondría un precio a las emisiones de carbono y devolvería los ingresos a los estadounidenses como un dividendo mensual. Ahora, cada miembro del Congreso puede ver la idea en acción a medida que las emisiones de carbono de Austin disminuyen constantemente. Esperamos que pongan a toda América en el mismo camino.

 

Flannery Winchester
Flannery Winchester ha utilizado sus palabras para revistas, agencias de mercadeo, y ahora para la Tierra, como la Directora de Comunicaciones de CCL. Ella agradece la oportunidad de pasar cada día trabajando para preservar este bello planeta.

Compártelo con un amigo