CCL desafía una resolución que un impuesto al carbono dañaría la economía de EEUU

PARA DIFUSIÓN INMEDIATA

El crecimiento de empleos resultando de una tarifa al carbono con todos los ingresos devueltos a las familias (figura hecha por REMI).

CCL desafía una resolución que un impuesto al carbono dañaría la economía de EEUU

WASHINGTON, D.C., 3 de mayo 2018 — Ciudadanos por un Clima Vivible (Citizens’ Climate Lobby, o CCL) hoy desafió la suposición en una resolución contra los impuestos al carbono presentada por el Representante Steve Scalise (R-LA). La resolución sostiene que tal impuesto sería “perjudicial para la economía de los Estados Unidos”. Si se hace de la manera correcta, un impuesto o una tarifa sobre el carbono en realidad impulsaría la economía.

“Un impuesto sobre el carbono con un balance neutro, que devuelva todos los ingresos a las familias estadounidenses agregará empleos y aumentará el PIB”, dijo el Director Ejecutivo de CCL, Mark Reynolds.

“Esta resolución pone todos los precios al carbono en la misma bolsa y supone que cualquier impuesto sobre el carbono dañará la economía”, dijo Reynolds. “En lugar de apoyar esta resolución, los miembros del Congreso deberían buscar un plan bipartidista que fijará un precio al carbono con balance neutro, como el plan de Dividendos Energéticos (Carbon Fee and Dividend). La fijación de un precio al carbono es una solución climática de sentido común, basada en el mercado, que cuenta con el apoyo de los republicanos, los demócratas y la mayoría de los economistas. Se está convirtiendo en la solución preferida en todo el mundo para combatir el cambio climático”.

Un estudio de Regional Economic Models, Inc. (REMI) evaluó una tarifa al carbono que comienza en $10 por tonelada de dióxido de carbono emitido y aumenta en $10 por tonelada anualmente, por lo que los ingresos de la tarifa se devuelven a todos las familias en partes equitativas. El estudio REMI descubrió que después de 10 años, la política reduciría las emisiones de CO2 en un 33 por ciento por debajo de los niveles de 1990, mientras que agregaría 2.1 millones de empleos a la economía. Al mismo tiempo, la política aumentaría el PIB nacional en hasta $80 a $90 mil millones por año.

“Reducir los riesgos del cambio climático mientras se agregan empleos es beneficioso para Estados Unidos y el Partido Republicano”, dijo Reynolds.

En el sitio web de CCL se publica en inglés una refutación punto por punto de cada una de las reclamaciones de la resolución.

A principios de este año, CCL lanzó la Calculadora de Dividendos Energéticos, una herramienta que proporciona una estimación personalizada del impacto que la política tendrá en cualquier presupuesto familiar. La calculadora usa datos extensos del Estudio de los Impactos Domésticos de CCL.

“Un impuesto al carbono no perjudicará a los estadounidenses pobres siempre y cuando los ingresos se devuelvan por igual a todos”, dijo Reynolds. “El estudio de impacto muestra que las familias de menores ingresos verán una ganancia neta”.

En el 12 de junioCCL enviará a 1,200 voluntarios de todo el país al Capitolio para abogar frente a frente con sus congresistas en apoyo del plan de Dividendos Energéticos.

CONTACTO: Steve Valk, gro.e1632680853tamil1632680853csnez1632680853itic@1632680853evets1632680853, 404-769-7461

Steve Valk
Steve Valk es el Coordinador de Comunicaciones para Ciudadanos por un Clima Vivible. Steve se unió al personal de CCL en 2009 después de una carrera de 30 años con el periódico Atlanta Journal-Constitution.