CCL2019: Coordinadores internacionales se empoderan mutuamente

 

CCL2019: Coordinadores internacionales se empoderan mutuamente

Publicado primero en inglés el 18 de junio en engage4climate.org por Joseph Robertson

En enero de 2014, Ciudadanos por un Clima Vivible estaba compuesto por numerosos grupos en los Estados Unidos y Canadá y uno en Suecia y Bangladesh. Alemania y Australia empezaron a continuación, y se expandieron rápidamente. Tan solo 5 años después, la familia CCL incluye 125,000 ciudadanos voluntarios en 52 países.

En la Décima Conferencia Anual de CCL, el Domingo 9 de junio de 2019, líderes voluntarios y coordinadores de toda la red global se reunieron para una sesión de coordinación. Fue una conversación inspirada y con un propósito, en la que amigos y pares, y compañeros de equipo se reunieron por primera vez en persona, compartieron luchas y soluciones inherentes a este trabajo desafiante.

Participantes en la sesión de coordinación internacional de CCL, desde Canadá, Nigeria, Francia, Puerto Rico, Kiribati, Panamá, Alemania, Colombia, México, El Salvador, los Estados Unidos, Chile, Portugal y el Reino Unido. También recibimos mensajes de apoyo de CCL Australia y CCL India. Crédito de la foto: Kathy Lundstedt.

Algunos líderes de grupos locales, e incluso fundadores de redes nacionales de CCL, laboran de forma aislada durante meses o incluso años, antes de que se forme un grupo central sólido alrededor de ellos. Gran parte del trabajo de empoderamiento de los ciudadanos voluntarios es contraintuitivo: a veces, la persona tímida con poca experiencia política o de organización es el compañero de equipo más fuerte.

Un coordinador exitoso llega a conocer a todos y se encuentra con las personas donde están, invitándolos a presentar sus propias fortalezas. Y a veces, con toda la habilidad, la intencionalidad y la capacidad de inclusión que uno trae, los voluntarios van y vienen según presiones que a menudo no comparten.

Nuestros coordinadores regionales internacionales de Europa, África y América Latina, junto con líderes nacionales de casi una docena de países y una gran delegación de todo Canadá, se reunieron para compartir sus experiencias y apoyarse mutuamente. Algunas de las ideas clave compartidas en esa sesión incluyen:

  1. Construir un capítulo de voluntarios locales es un trabajo más difícil y a más largo plazo de lo que puede parecer, pero la recompensa en términos de abogacía sostenida y formación de equipos merece la pena.
  2. Los actos de apoyo y generosidad de persona a persona pueden hacer la diferencia entre un evento y un grupo coordinado continuo de defensores ciudadanos.
  3. Aunque todas nuestras experiencias son diferentes, un desafío común para los organizadores voluntarios de CCL es que se enfrentan con actitudes negativas, tantos sútiles como agresivas, de parte de las personas cercanas a ellos.
  4. No estamos trabajando para curar todas las fallas políticas en todas partes; estamos trabajando para generar confianza, enfrentar los desafíos humanos en los gobiernos, y hacer que el bien sea más posible.
  5. Existe un hambre para relaciones políticas que sean constructivas, esperanzadores, y orientadas a soluciones; esto puede llevar a casos en que los grupos de voluntarios “crecen demasiado rápido”.
  6. Se necesita un grupo central sólido de compañeros de equipo comprometidos para asegurar que la estructura, el enfoque y los valores no se pierdan a medida que las olas de interés mueven a las personas dentro o fuera del grupo.

En nuestra coordinación internacional, también hay dinámicas importantes de desigualdad entre naciones y regiones. Las naciones bajas como Kiribati enfrentan una verdadera amenaza existencial por el aumento del nivel del mar. Que su sentido de urgencia sea mayor no es una cuestión de perspectiva; se trata de la experiencia humana de enfrentar la aniquilación geográfica y cultural.

Hubo un solemne reconocimiento entre los integrantes del grupo de que esto crea una profunda responsabilidad ética para todas las personas, en todas las naciones. Debemos escuchar las voces de quienes son más vulnerables y medir nuestra propia urgencia contra esa injusticia, no contra nuestro propio sentido de comodidad o seguridad.

En uno tras otro país, los defensores ciudadanos del clima encuentran que los temores que alejan a los legisladores de una mayor ambición climática se pueden resolver a través del diálogo y el intercambio de historias. Las comunidades que innovan, incluso las menos prósperas, amplían las oportunidades futuras y crean una base más sólida para futuras inversiones en todos los niveles.

La pregunta es: ¿Cómo traemos el mensaje del cambio sistémico y climáticamente inteligente a los líderes en sus circunstancias tan distintas?

El intercambio de ideas entre los coordinadores de CCL de todo el mundo proporcionó una guía útil:

  1. Lo que más ayuda para construir relaciones de trabajo sólidas y progresar rápidamente es realmente y auténticamente escuchar.
  2. No todas las personas que se unen a un capítulo de CCL están “ya empoderadas”; los voluntarios de CCL trabajan para empoderarse unos a otros.
  3. La cívica abierta es difícil; la democracia es difícil. La mezcla caliente de ideas de todos lados es difícil: honra eso.
  4. La resolución el cambio climático trae mucho más valor que permanecer sumido en el status quo; escucha y cuenta esa historia, en su contexto.

Abogar por un gran cambio significa que enfrentarás resistencia. La oposición a la mejora que buscas a menudo tendrá el respaldo de intereses muy poderosos. Debemos aceptar que los funcionarios públicos no son irrazonables para temer esos intereses; sino que también, como todos nosotros, ya tienen los valores que necesitan para resistir y revertir la interrupción del clima.

La gran noticia para los líderes internacionales de CCL es que el trabajo que hicimos juntos en CCL2019 nos ha hecho sentir y entendernos a nosotros mismos como un equipo. Como Marshall Saunders, fundador de CCL, dijo a un grupo de jóvenes cabilderos voluntarios, nerviosos por lo que harían en una verdadera reunión con un congresista:

“Ustedes son un equipo. Se apoyan el uno en el otro.”

 

Se merece un agradecimiento especial a Cathy Orlando, nuestra Gerente de Alcance Internacional (esquina arriba a la izquierda en la foto grupal), que se mantiene al tanto con todas las necesidades y desafíos que enfrentan todos nuestros líderes voluntarios y coordinadores, en 51 países, fuera de los Estados Unidos. Es difícil describir la naturaleza compleja de ese trabajo, pero debe ser evidente a todos lo que significa hacerlo con una incansable habilidad y gracia.

Avatar
Joe Robertson es el Director de Estrategia Global para Ciudadanos por un Clima Vivible. También es el autor del folleto de CCL, "Construyendo la economía verde." ("Building the Green Economy").

Compártelo con un amigo