Ajuste fronterizo de la Unión Europea

Charlita láser: El ajuste fronterizo de la Unión Europea

Pregunta: ¿Cómo afectará el ajuste fronterizo de la UE a la política climática de Estados Unidos?

Respuesta: Uno de los pilares de un precio al carbono eficaz es un ajuste fronterizo de carbono que iguala los costes del carbono para los fabricantes nacionales y extranjeros. Se trata de un sistema de gravámenes a las importaciones y reembolsos a las exportaciones para equilibrar el impacto de los precios al carbono. Esto no sólo mantiene la igualdad de condiciones para las empresas, sino que también disuade a las empresas de “deslocalizar” sus emisiones de carbono trasladándose a países que no fijan un precio al carbono [1].

A medida que aumentan los precios al carbono en Europa, la Unión Europea (UE) planea instituir un Mecanismo de Ajuste en la Frontera del Carbono (CBAM por sus siglas en inglés) [2]. [Esta política, que se aplicará gradualmente entre 2023 y 2026 [3], tendrá un impacto en los exportadores estadounidenses. Pero si Estados Unidos promulgara una política de Renta Climática con un precio al carbono igual o superior al de Europa, las empresas estadounidenses que comercian con la UE podrían evitar casi con toda seguridad ese gravamen en frontera. En resumen, para mantener la paridad comercial con Europa, EEUU necesita ponerle precio al carbono.

Dependiendo de cómo se estructura el CBAM, la eficiencia relativa del carbono de la industria estadounidense podría conferir una ventaja comercial inherente en comparación con la mayoría de nuestros socios comerciales no pertenecientes a la UE [4]. Por ende, Estados Unidos haría bien en poner rápidamente un precio al carbono en coordinación con la UE para preservar esa ventaja comercial con las economías de fuera de la UE.

Si tanto Estados Unidos como Europa fijan precios al carbono con un ajuste fronterizo, la influencia comercial de estos dos gigantes económicos presionaría a otros países para que siguieran su ejemplo. Esto no es sólo una especulación; tanto China [5] como Rusia [6] han dejado claro que un CBAM unidireccional de la UE les resultará costoso, y están ajustando sus propias ambiciones de fijación de precios al carbono en consecuencia [7,8]. Esto debería ser útil en la lucha por reducir las emisiones globales.

En pocas palabras: La Unión Europea ha decidido implementar un mecanismo de ajuste fronterizo de carbono a partir de 2023, lo que pondría a las empresas de fuera de la UE en una desventaja comercial, a menos que promulguen su propia política de fijación de precios al carbono que también incluya un ajuste fronterizo similar. ¡Eso significa nosotros!

  1. Flannery, B.P. “Carbon Taxes, Trade, and Border Tax Adjustments.” Resumen de políticas número 16-02. Resources for the Future (abril de 2016).
  2. Molyneux, C.G., P. Balás, y P. Mertenskötter. “Twelve Things to Know About the Upcoming EU Carbon Border Adjustment Mechanism.” Covington Global Policy Watch (16 de junio de 2021).
  3. Taylor, K. “Carbon border levy should be in place no later than 2023, EU lawmakers say.” Euractiv Media Network (8 de febrero de 2021).
  4. Rorke, C. y G. Bertelsen. “America’s Carbon Advantage.” Climate Leadership Council (septiembre de 2020).
  5. Xu, M. y D. Stanway. “China says EU’s planned carbon border tax violates trade principles.” Reuters (26 de julio de 2021).
  6. Morgan, S. “Moscow cries foul over EU’s planned carbon border tax.” Euractiv Media Network (26 de julio de 2021).
  7. Early, C. “The EU can expect heavy pushback on its carbon border tax.” China Dialogue (01 de septiembre de 2020).
  8. Korsunskaya, A. y A. Marrow. “Russia considering own carbon tax as EU prepares one -Vedomosti.” NASDAQ (23 de septiembre de 2021).

Se actualizó esta página el 17 de octubre de 2021.