Charlita láser: La captura y almacenamiento del carbono

Se actualizó esta página el 17 de febrero 2019. 

Pregunta: ¿Cómo encaja la captura y el almacenamiento del carbono en esta política?

Respuesta: El dióxido de carbono extraído de una fuente de emisiones y luego aislado de la atmósfera no contribuye al calentamiento global ni a la acidificación oceánica [1]. Es por eso que el Proyecto de Ley de Innovación Energética y Dividendos de Carbono ofrece reembolsos de las tarifas al carbono para CO2 que se captura y almacena afuera de la combustión de los combustibles fósiles. Los operadores de los sitios de secuestro deben garantizar la seguridad y permanencia de su almacenamiento de CO2.

Se han utilizado varios términos en referencia a este concepto – “captura del carbono” o “captura de CO2” para el primer paso, y “almacenaje” o “secuestro” para el segundo. Todos significan lo mismo, y en todos los casos se denominan CAC (o “CCS” para sus siglas en inglés). La fuente del CO2 podría ser una planta de energía, una refinería, una planta química o cualquier fuente alimentada con combustibles fósiles donde de otro modo el CO2 sería ventilado a la atmósfera.

El lavado de gases industriales para quitarles el CO2 es ampliamente utilizado para propósitos de ingeniería [2], y se han vendido cantidades limitadas para mejorar la recuperación de petróleo [3], pero la CAC no se ha practicado por razones ambientales porque actualmente no hay recompensa financiera por hacerlo. Eso cambiará con esta política.

Los posibles destinos para grandes cantidades de CO2 se encuentran en depósitos de petróleo y gas agotados o en formaciones subterráneas profundas donde se combina gradualmente con los minerales existentes [4]. Investigaciones recientes también han demostrado que una roca común llamada basalto puede reaccionar con CO2 más rápidamente de lo esperado previamente [5].

Muchos estudios sobre posibles rutas a la descarbonización, incluyendo los de REMI [6], el Proyecto de Vías a la Descarbonización Profunda (“Deep Decarbonization Pathways Project”) [7], y el Banco Mundial [8], consideran a la CAC como una de las opciones tecnológicas que probablemente desempeñarán algún papel. Si se realiza de forma segura y permanente, la CAC puede ayudar a reducir las emisiones mientras se facilita una transición ordenada lejos de la energía fósil.

 

  1. “Carbon capture and storage”. Wikipedia (1 de julio 2018). Existe en Wikipedia un artículo breve en español, llamado “Captura y almacenamiento de carbono”.
  2. Kohl, A. y R. Nielsen. Gas Purification – 5th, Capítulos 2, 3, 5, y 14. Gulf Publishing Co., Houston Texas (1997).
  3. “Enhanced oil recovery.” Wikipedia (22 de noviembre 2018).
  4. Benson, S.M. y D.R. Cole. “CO2 Sequestration in Deep Sedimentary Formations.” Elements 4, 325-331 (octubre 2008).
  5. Xiong, W., et al. “CO2 Mineral Sequestration in Naturally Porous Basalt.” Sci. Technol. Lett. 5 (3), 142-147 (27 de febrero 2018).
  6. Nystrom, S. y P. Luckow. “The Economic, Climate, Fiscal, Power, and Demographic Impact of a National Fee-and-Dividend Carbon Tax.” Regional Economic Models, Inc. y Synapse, Inc. (9 de junio 2014).
  7. Williams, J.H., et al. “Pathways to deep decarbonization in the United States: Revision with technical supplement.” SDSN-IDDRI. (16 de noviembre 2015).
  8. Fay, M., et al. Decarbonizing Development: Three Steps to a Zero-Carbon Future. Banco Mundial (2015).