Charlita láser: El gas natural

Se actualizó esta página el 21 de diciembre de 2018.

Pregunta: ¿Dónde cabe el gas natural dentro de las políticas climáticas?

Respuesta: El gas natural produce CO2 basado en los fósiles, pero significativamente menos que el carbón y el petróleo por la misma cantidad de energía producida [1] . Cuando se quema el gas para generar electricidad, esa ventaja aumenta porque las plantas modernas de gas natural son mucho más eficientes que las plantas de carbón [2].

A diferencia del carbón, sin embargo, el gas natural puede escapar al aire. Cuando eso suceda, su componente principal – metano – es un gas de efecto invernadero con entre 28 a 36 veces más potente que el CO2 durante un siglo [3]. Estimaciones del escape durante el ciclo de vida varían bastante, entre 1.2 a 3.3 por ciento [4,5], pero un análisis completo de la literatura en 2017 concluyó que reemplazar energía de carbón por plantas de gas natural al Estado del arte reduce las emisiones de gases de efecto invernadero por aproximadamente 45 por ciento [6].

El Proyecto de Ley de Innovación Energética y Dividendos de Carbono no aplica la tarifa al carbono al metano filtrado, porque no existe un consenso científico sobre la medición y atribución precisas. Sin embargo, permite la continuación de un programa de la Agencia de la Protección Ambienta en curso para reducir la fuga industrial de gas natural por un 40 a un 45 por ciento [7] .

CCL mantiene que una reducción de 90% de las emisiones de gases de efecto invernadero antes para 2050, como lo estipulado por H.R.7173, es necesaria para lograr un futuro vivible. ¿Por cuánto puede quedar el gas natural en la mezcla mientras cumplamos con esa meta? ¿Debería ser la energía de contingencia para los renovables intermitentes como eólico y solar [8]? ¿Se puede combinarlo de forma segura con la captura y la secuestración del CO2 [9]? ¿Deberíamos utilizarlo en el transporte [10]?

CCL mantiene que el programa agresivo de un precio al carbono del Proyecto de Ley de Innovación Energética y Dividendos de Carbono, en conjunto con las regulaciones federales continuas para cortar la fuga de metano, obligará al mercado a responder a estas preguntas de la manera más efectiva, eficiente y duradera.

  1. “Emissions Factors for Greenhouse Gas Inventories.” U.S. EPA (4 de abril 2014).
  2. “What is the efficiency of different types of power plants?” Administración Estadounidense de Información Energética (U.S. Energy Information Administration) (10 de mayo 2017).
  3. “Understanding Global Warming Potentials.” U.S. EPA (accedido 24 de abril 2018).
  4. “Inventory of U.S. Greenhouse Gas Emissions and Sinks: 1990-2016: Executive Summary.” U.S. EPA (12 de abril 2018).
  5. Howarth, R.W. “A bridge to nowhere: methane emissions and the greenhouse gas footprint of natural gas.” Editorial en Energy Science & Engineering 2:47-60 (22 de abril 2014).
  6. Scull, B. D., et al. “Upstream Emissions of Coal and Gas.” New York, NY: Columbia University, Facultad de Asuntos Públicos e Internacionales, p. 3 (24 de mayo 2017).
  7. Tsang, L. “EPA’s Methane Regulations: Legal Overview.” Servicio Congresional de Investigaciones  (24 de enero 2018).
  8. Kraft, A. “How Competition of Renewables vs. Gas is Evolving.” PointLogic Energy (30 de agosto 2017).
  9. McMahon, J. “Too Good To Be True? Carbon Capture ‘Game Changer’ Raises Hopes And Questions.” Forbes (16 de energo  2018).
  10. “Natural Gas Vehicles.” El Centro de Datos Sobre Energias Alternativas del Departamento Estadounidense de Energía (18 de abril 2017).