Dr. Jonathan Haidt: cómo la psicología moral puede contribuir a la defensa del clima

Dr. Jonathan Haidt: cómo la psicología moral puede contribuir a la defensa del clima

Por Sara Wanous

Cada mes, Ciudadanos por un Clima Vivible organiza una reunión en línea que destaca un orador invitado para educar a los oyentes sobre temas relacionados con el cambio climático y nuestra propuesta de Dividendos Energéticos, y el Proyecto de Ley de Innovación Energética y Dividendos de Carbono. Vea los oradores anteriores aquí.  

Ciudadanos por un Clima Vivible se comprometa a reunir a personas de todo el espectro político para generar soluciones climáticas. Nuestro trabajo sobre el bipartidismo y la creación de relaciones está informado por expertos comprometidos a comunicarse de manera más efectiva con aquellos que mantienen opiniones diferentes a nosotros. Uno de estos es el Dr. Jonathan Haidt.

El Dr. Jonathan Haidt es profesor de Liderazgo Ético en la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York y autor de varios libros sobre la intersección de la psicología y la política, incluidos The Coddling of the American Mind (Mimando la mente americana), The Righteous Mind (La mente justificada) y The Happiness Hypothesis (La hipótesis de la felicidad). Más recientemente, el Dr. Haidt ha adaptado una de sus clases a una plataforma de aprendizaje en línea llamada Open Mind (Mente abierta) para ayudar a las personas a lograr eso. El Dr. Haidt se unió a la llamada mensual de Ciudadanos por un Clima Vivible en septiembre para compartir su experiencia en psicología moral y cómo estas lecciones pueden ayudar a unir a las personas en soluciones climáticas.

Tres principios de la psicología moral

La psicología moral es un campo de estudio destinado a comprender cómo se desarrolla nuestro sentido de la moral y cómo eso afecta nuestro juicio y motivación. El Dr. Haidt redujo la psicología moral a tres principios básicos que pueden ayudarnos a comprender mejor a quienes piensan de manera diferente a nosotros. Cuando se encuentra con un conflicto político, un desacuerdo o una situación generalmente complicada, el Dr. Haidt aconseja: “Simplemente aplica los tres principios, y generalmente te mostrará algo que no habrías visto”.

Principio # 1: las intuiciones vienen primero, el razonamiento estratégico viene segundo

Esto significa que cuando se expone a algo nuevo, como una persona o un argumento, nuestro cerebro decide inmediatamente si nos gusta o no antes de tomarse el tiempo para razonar. Haidt dice: “Nos gusta algo [o no nos gusta] antes de que lo entendamos”.

Si inicialmente reaccionamos positivamente, somos propensos al sesgo de confirmación. El sesgo de confirmación significa que cuando ya nos sentimos favorables a una idea, buscamos pruebas para confirmar ese sentimiento favorable, incluso si esa “prueba” puede ser un poco endeble. El Dr. Haidt explica: “Lo único que tienes que hacer es darles una confirmación de esta idea que les gusta, y ahora saben que tienes razón porque quieren creerlo y tienen razones para creerlo”.

Si inicialmente reaccionamos negativamente, es casi imposible invalidar la intuición con datos. “Si la opinión de alguien sobre el cambio climático se basa en los sentimientos y la moral, no puedes cambiar eso con los datos. Tienes que comenzar con los sentimientos y la moral, y luego darle los datos ”, dice el Dr. Haidt. “Tienes que ser inteligente sobre cómo el animal humano reacciona y toma decisiones, y lo que a la gente le importa”.

Principio # 2: Hay más en la moral que el daño y la equidad

Los códigos morales son intrincados y varían ampliamente entre culturas y clases sociales, pero se puede reducir a unos pocos cimientos. El Dr. Haidt enumera los seis fundamentos de la moralidad que más se aplican a la política: el cuidado, la justicia, la libertad, la lealtad, la autoridad y la santidad. Cada persona clasifica estos fundamentos con una importancia distinta. Como parte del proyecto Open Mind del Dr. Haidt, puede ver cómo tu código moral clasifica estos elementos fundamentales.

La calificación de esos elementos fundamentales varían en Estados Unidos según las ideologías políticas. Por ejemplo, los progresivos dan un valor muy alto al cuidado y la equidad (lo que consideren como una igualdad). Los conservadores sociales clasifican al cuidado más baja, ven a la equidad como una proporcionalidad, y clasifican la lealtad, la autoridad y la santidad más arriba. Comprender cómo los grupos sociales definen la moralidad es imprescindible para hacer argumentos dirigidos a su intuición.

El Dr. Haidt proporcionó un ejemplo de cómo esto se aplica para lograr que las personas respondan al cambio climático. “La izquierda tiende a apelar a la equidad intergeneracional, que no atrae a la derecha; y la vulnerabilidad de los pobres del mundo, que tampoco resuena tanto en la derecha”. Los argumentos que apelan a la moral de una persona los hacen más dispuestos a conversar. Al hablar con los conservadores sociales, el Dr. Haidt sugirió: “Trata de elaborar argumentos que apelen a una sensación del patriotismo, la lealtad grupal o la administración de la creación”.

Principio # 3: La moralidad ata y ciega

Nuestro sentido de moralidad y pertenencia a grupos sociales es fundamental para nuestro comportamiento y comprensión del mundo porque está vinculado a la evolución. El Dr. Haidt dice: “Somos primates que son solo un poco diferentes a otros primates. Evolucionamos para vivir en pequeños grupos que están en constante conflicto con los grupos vecinos, por lo que somos muy, muy buenos haciendo el tribalismo “. Desde equipos deportivos hasta partidos políticos, los humanos gravitan hacia grupos sociales delimitados, y los defienden fielmente.

La lealtad constante a nuestro propio grupo social puede afectar la forma en que percibimos los hechos y las soluciones. Los sicólogos llaman a este fenómeno “aversión a la solución”. Un estudio de 2014 sobre la aversión a la solución realizado por Campbell y Kay examinó cómo las soluciones climáticas propuestas afectaron la percepción de la ciencia climática. En el estudio, se pidió a los republicanos y demócratas que leyeran una declaración sobre el aumento de las temperaturas globales, seguida de una propuesta solución política para abordar el cambio climático. Cuando la propuesta de política enfatizaba ideas que entraban en conflicto con la moral de los participantes (por ejemplo, con los republicanos, una propuesta que aumenta la regulación gubernamental), era menos probable que los participantes informaran que creían en la ciencia del clima que cuando la propuesta coincidía con sus valores morales (por ejemplo, la utilización de principios del mercado libre). Vale la pena repetirlo: cuando una propuesta solución climática entraba en conflicto con su moral, era menos probable que los participantes creyeran en la ciencia climática misma.

Traer datos y estudios a la mesa no es suficiente para avanzar en soluciones climáticas bipartidarias. Para trabajar juntos en soluciones al cambio climático, primero tendremos que entender los marcos morales de los demás. El Dr. Haidt espera que su trabajo nos acerque un paso más a este entendimiento. Él dice: “Si comprenden estos tres principios de la psicología moral, serán mucho más eficaces en la persuasión, y en escuchar realmente a las personas y a cuáles son sus preocupaciones”.

Para escuchar más de Dr. Jonathan Haidt, incluyendo preguntas y respuestas con voluntarios de CCL, mire la reunión completa de septiembre en YouTube o escuche el podcast. Siga a al Dr. Haidt en Twitter en @JonHaidt.

Sara Wanous ha sido la Coordinadora de Membresía en Ciudadanos por un Clima Vivible desde enero 2018. Recibió su bachillerato en dos áreas: Economía, y en Ciencias y Políticas Ambientales, de la Universidad de Chapman. Está estudiando para su maestría en Ciencias y Política Climática en la Institución Scripps de Oceanografía.

Compártelo con un amigo