Un mensaje de Mark después de la violencia en el Capitolio

capitol hill

Capitol Hill tiene mucho significado para los voluntarios y personal de CCL, quienes han hecho mucho trabajo árduo y allí han pasado tiempos felices durante los años.

Un mensaje de Mark después de la violencia en el Capitolio

Estimados voluntarios, simpatizantes y miembros del personal de CCL,

Ayer fue un día aterrador y desgarrador, cuando cientos de nuestros compatriotas profanaron el Capitolio de nuestra nación. Me imagino que las imágenes les impactaron, igual que a mí; hemos caminado por esos mismos pasillos y hemos sentido la importancia y el privilegio de estar en la sede de la democracia estadounidense. Muchos de nosotros tenemos una relación cálida con nuestros miembros del Congreso y su personal, y hemos sido amigables con los trabajadores del servicio de alimentos, los guardias de seguridad y otras personas cuyos caminos cruzamos en el Capitolio. Saber que estaban en peligro hizo que los acontecimientos de ayer fueran aún más dolorosos.

Si necesita apoyo para procesar los eventos y las emociones de esta semana, su Coordinador Regional puede tener “horas de oficina” via Zoom. No dude en comunicarse con ellos o con otros miembros del personal de CCL mientras navegamos juntos por esta situación.

Estoy agradecido de que el Congreso terminó su trabajo anoche y muchos miembros republicanos del Congreso hablaron pidiendo el fin de la violencia y las mentiras sobre las elecciones. El senador Mitt Romney (R-UT) calificó los eventos de ayer como una “insurrección” y advirtió: “Aquellos que elijan continuar apoyando la peligrosa táctica [del presidente Trump] objetando los resultados de una elección democrática legítima, siempre serán vistos como cómplice de un ataque sin precedentes contra nuestra democracia”. El representante Adam Kinzinger (R-IL-16) en la Cámara también denunció la insurrección y dijo: “Lo que sucedió ayer es un llamado a la rendición de cuentas”. Desafortunadamente, más de otros 100 republicanos ignoraron ese llamado y siguieron oponerse a las certificaciones electorales de otros estados.

Si su legislador está entre los disidentes, entiendo que reunirse con ellos cara a cara podría parecer imposible en este momento. Desde nuestros primeros días como organización, nuestra regla para los cabilderos ciudadanos era reunirnos con los congresistas recordando nuestra lema de respeto, gratitud y aprecio por su servicio público. Si eso no es algo que pueda hacer ahora, está bien alejarse del cabildeo. Hay otras formas vitales de generar voluntad política para las soluciones climáticas en sus comunidades, que pueden ser más adecuadas para usted en este momento.

Pero en mi opinión, está claro que la democracia estadounidense necesita más adultos en la sala. Lo que hacemos en CCL es modelar el comportamiento que necesitamos en todo nuestro país: respeto mutuo, diálogo sano y tener fe en los procesos e instituciones de nuestra democracia. Los invito a seguir siendo ese ejemplo de democracia en acción. Si continuamos trabajando juntos, entre nosotros, dentro de nuestras comunidades y con el Congreso, podemos y haremos un cambio positivo.

Mark Reynolds es el director ejecutivo de Ciudadanos por un Clima Vivible o Citizens ’ Climate Lobby.

 

Compártelo con un amigo