Sam Daley-Harris habla sobre el poder de la incidencia ciudadana

Sam Daley Harris

Sam Daley-Harris

Sam Daley-Harris habla sobre el poder de la incidencia ciudadana

Por Jamie Ptacek

Cada mes, Ciudadanos por un Clima Vivible organiza una reunión en línea que destaca un orador invitado para educar a los oyentes sobre temas relacionados con el cambio climático y nuestra propuesta de Dividendos Energéticos, y el Proyecto de Ley de Innovación Energética y Dividendos de Carbono. Vea los oradores anteriores aquí.

“El optimismo es un acto político. Aquellos que se benefician del status quo están perfectamente contentos con una gran población de personas que piensan que nada va a mejorar. De hecho, en estos días, el cinismo es la obediencia. Lo que es realmente radical es estar dispuesto a mirar bien a la magnitud y dificultad de los problemas que enfrentamos y todavía insistir en que sí podemos resolver estos problemas.”   – Alex Steffen

Esta fue la cita de apertura compartida por el activista y autor Sam Daley Harris antes de su discurso durante la reunión de CCL en agosto, sobre la eficacia de la abogacía hecha por las bases en la formación de políticas y prioridades nacionales. Tal vez no haya una cita más apropiada para presentar a un hombre que, desde la década de 1970, ha dedicado su tiempo y sus esfuerzos al activismo para abordar los problemas aparentemente insolubles del hambre y la pobreza. Con este fin, en la década de 1980 fundó la organización RESULTS, que recluta y capacita a voluntarios para abogar frente al gobierno sobre temas de hambre y seguridad alimentaria. Si esa estrategia le suena familiar, es probablemente porque CCL se ha modelado según la organización de Harris. También es cofundador y ex director de la Campaña de la Cumbre del Microcrédito, una organización sin fines de lucro con sede en los Estados Unidos que utiliza las microfinanzas para aliviar la pobreza en todo el mundo; y fue autor del libro “Reclaiming Our Democracy: Healing the Break Between People and Government (Recuperando nuestra democracia: sanando la ruptura entre el pueblo y el gobierno)“. Actualmente, Harris se desempeña como el Director Ejecutivo de Civic Courage (Coraje Cívico), una organización sin fines de lucro que entrena a otras organizaciones para mejorar la efectividad de sus estrategias de abogacía. A través de su trabajo como defensor, activista y autor, Harris ha inspirado a innumerables ciudadanos a convertir su desesperación en esperanza, y esa esperanza en la acción política.

Este mes, Harris se unió a nuestra reunión para compartir los tres mensajes que utiliza para empoderar a las personas que aún no se han involucrado en lo que él llama “la defensa profunda, apreciativa, bipartidista, y relacional”, como un medio para promulgar un cambio político. Además, ofrece muchos ejemplos de cómo el poder colectivo de los ciudadanos ya ha transformado las políticas y prioridades en los Estados Unidos. Se refirió tanto al trabajo que ha realizado su organización RESULTS, como a los esfuerzos de CCL y nuestra increíble base de voluntarios dedicados. Puede escuchar los comentarios de Harris aquí en inglés, o seguir leyendo para el resumen:

 

“Puedes hacer diferencias profundas en los grandes problemas con tu voz ciudadana”

Este es el primer mensaje que Harris comparte con personas que pueden no estar convencidas de que sus voces tienen una influencia política importante. Esperamos que aquellos de ustedes que lean este blog ya conozcan el poder de sus voces para dar forma al discurso político, pero si ustedes también necesitan ser más convencidos, Harris ofrece algunos estudios de casos ilustrativos.

En 1983, UNICEF informó que 41,000 niños morían todos los días por malnutrición y enfermedades en gran medida prevenibles. Tomando esto como un llamado a la acción, los voluntarios de RESULTS comenzaron a cabildear cada año sobre la supervivencia infantil. En 2016, las muertes mundiales de niños por día habían disminuido en casi un 63% a 15,300 muertes, una mejora que el Director Ejecutivo Adjunto de UNICEF, Kul Gautam, atribuye en parte a la “receptividad creada por los voluntarios de RESULTS” a través de la incidencia política de ciudadanos comunes. El profundo impacto de este cabildeo también se puede ver en la decisión bipartidaria tomada por la Cámara de Representantes de los Estados Unidos de aumentar el presupuesto para la Salud Materno-Infantil y el Fondo Mundial de Lucha Contra el SIDA, la Tuberculosis y la Malaria en el año 2020 en un 2% y un 16%, respectivamente, a pesar de una solicitud por el gobierno de Trump de reducir los fondos para ambos programas en más de una cuarta parte.

Estas cifras dejan en claro que el poder colectivo de los ciudadanos puede contribuir a un cambio político significativo, entonces Harris pregunta ¿por qué no se involucra más gente? Aquí es donde presenta su segundo mensaje:

“Ustedes (ciudadanos sin poder político) probablemente no se han (involucrado en la política) debido a su sensación de impotencia y resignación sobre la política, especialmente la política federal”.

Se refiere a este fenómeno como la “política de la resignación”, o la creencia de que los cambios que deben ocurrir para transformar el mundo a través de la política son inalcanzables. La clave para involucrar a estas personas, dice Harris, es “descongelar la resignación”. Esta es una tarea que se logra mejor al brindar a los ciudadanos las herramientas y la capacitación que necesitan para ejercer con confianza y eficacia su poder colectivo, una estrategia de la que nosotros en CCL nos enorgullecemos. Harris hace referencia a esto: entre 2010 y 2018, el número de comentarios del lector y artículos de opinión escritos por voluntarios de CCL aumentó de 65 a 4,282; el número de capítulos locales creció de 14 a 465; mientras que las reuniones con congresistas aumentaron de 106 a 1,408; y la asistencia a conferencias creció de 25 a 1,400.

La idea de que la erradicación de la resignación política de las personas depende en parte de las herramientas y la capacitación que les brindan las organizaciones con enfoque político lleva a Harris a su mensaje final:

“Si encuentras una organización comprometida con la disolución de la impotencia, puedes hacer esa profunda diferencia”.

Para las personas que se sienten listas para convertir su resignación en el optimismo y su optimismo en la acción, Harris recomienda buscar una organización que ayude a “disolver” los sentimientos de impotencia que a menudo inhiben a las personas a involucrarse políticamente. Harris ofrece una lista de organizaciones, incluidas CCL y RESULTS, que trabajan para abordar diversas causas al empoderar a los ciudadanos para impulsar el cambio político. Enfatiza que es importante buscar un grupo que te llevará a moverte “fuera de tu zona de confort y hacia donde sucede la magia”. Ya sea que eso signifique desarrollar una relación significativa con un miembro del Congreso, escribir un artículo de opinión, o comenzar un capítulo local; buscar una organización que te guíe en ese camino ayudará a asegurar que te conviertas en un activista con la fuerza para hacer lo que dice Alex Steffen, y “mirar bien la magnitud y la dificultad de los problemas que enfrentamos y aún insistir que sí podemos resolver estos problemas”.

Para saber más de Sam Daley Harris, vea toda la reunión de agosto en YouTube. Si le interesa usted está subscribirse en la lista de correo electrónico de Civic Courage, sugerir una oportunidad de presentar, u organizar un club de lectores sobre Reclaiming Our Democracy con el autor presente por teléfono, puede contactarle en sam @ civiccourage.org.

Jamie Ptacek es pasante de comunicaciones en Ciudadanos por un Clima Vivible. Tiene una licenciatura en Estudios Ambientales y Ciencias de la Tierra y Oceanográficas de Bowdoin College. Actualmente, está viajando por el sudeste asiático, donde trabaja para diferentes organizaciones dedicadas a hacer del mundo un lugar sostenible y equitativo.

 

Compártelo con un amigo