Sen. Chris Coons presenta en la conferencia regional de CCL

Senador Chris Coons presenta en la conferencia regional de CCL

El Senador Chris Coons (D-DE) habló en la Conferencia Regional Medio-Atlántico el sábado, 18 de enero, 2020. Lea y mire su discurso abajo, o mire el discurso completo aquí.

Gracias a todos por tomarse el tiempo de estar aquí hoy. Espero que aquellos de ustedes que están visitando a Wilmington, Delaware por primera vez se tomen un tiempo para conocer realmente a nuestra comunidad y la notable revitalización que está ocurriendo aquí mismo en nuestra orilla del río. Se ha realizado una gran cantidad de trabajo importante para hacer que esta área sea más resistente, literalmente, en el estado más bajo de Estados Unidos.

A veces los senadores de Florida y Louisiana lo quieren diferente, pero es un hecho científico que Delaware es literalmente el estado de elevación media más bajo y estamos sentados en un pedazo de roca que se está hundiendo. La combinación de nuestra baja elevación y hundimiento significa que vamos a sufrir algunas de las consecuencias del aumento del nivel del mar tan pronto como el sur de Florida o Louisiana.

Ahora déjenme tomarme un momento para agradecer también al Representante Kim Williams y al Senador estatal Delcollo por estar aquí también. Es importante que encontremos un camino para avanzar juntos en el clima porque, francamente, en los 10 años que he estado en el Senado de los Estados Unidos, los años que serví en la Comisión de Energía y Recursos Naturales, los años en que he servido en el Subcomisión de Energía y Agua de (algo). Estos son algunos de las comisiones clave.

Ha habido muy poco bipartidismo, y como científico, como alguien que trabajó en la compañía de ciencia basada en materiales, creo que la evidencia de que el clima está cambiando rápidamente de una manera aterradora, que la actividad humana ha contribuido o incluso impulsado al cambio climático, conduce a una simple conclusión de que debemos hacer algo que tenga un gran impacto y cambie su trayectoria.

 

 

Estuve en París para la conferencia que condujo a una de las convenciones más ampliamente adoptadas en la historia de la humanidad y, aunque el acuerdo no fue perfecto, fue sólido, fue un siguiente paso importante y nos hizo avanzar. Tener la oportunidad de reunirse con delegaciones de las pequeñas naciones isleñas remotas que literalmente serán las primeras en desaparecer, hasta algunos de nuestros mayores socios y competidores potenciales, tanto económicamente como en la lucha contra el clima, India y China así como nuestros socios europeos, fue una oportunidad reveladora.

Si aún yo no estaba convencido, en base a la defensa de mis talentosos hijos, que esa preocupación por el clima era lo más importante en lo que podía involucrarme, pues ver un mundo reunirse en esa conferencia fue una de las cosas más inspiradoras que sucedieron en mi década en la Comisión de Relaciones Exteriores. Estar en Singapur el día en que el presidente Trump retiró a los Estados Unidos del Acuerdo de París, y reunirme con delegaciones de siete países, fue otro recordatorio alentador de que el mundo nos recurre para el liderazgo.

Estuve en ese viaje con el senador John McCain — de hecho, fue su último viaje. Y fue una oportunidad notable en Singapur para ver cuánto nos recurre el mundo para el liderazgo, y cuán decepcionados, desanimados e incluso preocupados estaban nuestros aliados vitales en Europa y en toda Asia sobre lo que significaba para nuestro compromiso y liderazgo en el mundo que Estados Unidos se retirara de este acuerdo cuidadosamente elaborado en el que desempeñamos un papel tan central para lograrlo en primer lugar.

Estoy tentado a decir simplemente que cualquier escéptico que quede sobre el cambio climático, al ver la tragedia de los incendios forestales que están destruyendo grandes extensiones de Australia hoy en día, debe tener algunas preguntas profundas, si no en el frente de sus mentes, al menos en el fondo de sus mentes. En cierto nivel, somos koalas ahora. Estamos viviendo en un planeta en llamas donde el calentamiento constante de nuestra atmósfera ha provocado un impacto de cientos de miles de millones de dólares y si usted es solo un conservador fiscal preocupado por el balance de Estados Unidos y mira la cantidad que hemos gastado año tras año en respuesta a desastres por huracanes, incendios forestales, inundaciones de cien años, inundaciones de quinientos años, inundaciones de mil años, cualquiera sea el camino que tome para llegar a la conclusión de que nuestra Tierra se está calentando a un ritmo alarmante y que el impacto para todos nosotros y nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos exige acción, me alegra que estés aquí.

.

Les agradezco a todos por venir a través de la región y a través de diferentes orígenes, diferentes antecedentes políticos y religiosos, diferentes entrenamientos, y diferentes visiones del mundo. El hecho de que puedan unirse ha ayudado a que CCL sea una organización de defensa tan efectiva y para Marty y todos los del capítulo de Delaware, gracias por participar.

Fue maravilloso ver en el camino obras de arte en un lado diseñadas para captar y elevar el espíritu a través de medios diferentes de, como saben, los números y el análisis científico al que tiendo yo. Luego, por otro lado, los perfiles de cada miembro de las delegaciones del Congreso con un pequeño sobre donde dejar una nota de cariño para aquellos de nosotros que aún necesitamos persuadir. Eso es edificante, inspirador e atrayente, todo al mismo tiempo. Gracias por lo que están haciendo para ayudar a traer todos a la mesa.

Mike Braun es un senador republicano novato del estado de Indiana. La parte de Indiana donde las minerías de carbón todavía están activas y son una parte importante de la cultura y la economía de su estado, ese era su distrito cuando estaba en la Cámara Baja del Estado. Y afortunadamente venció a un buen amigo mío, un tipo llamado Joe Donnelly por el que salí a hacer campaña en su primer evento de campaña en Indianápolis, al que me encantó servir junto, y por el que hice una gran campaña en las últimas elecciones cuando perdió ante Mike Braun. Como suele ser el caso en el Senado donde las relaciones importan, pasaba dificultades en los primeros meses porque todo lo que pude ver cuando vi a Mike fue a mi querido amigo Joe y todo lo que supe de él fue lo que escuché en la campaña. Pero mi trabajo es descubrir formas en que podemos trabajar juntos, incluso cuando tenemos divisiones partidistas amargas en muchos otros temas.

Hice una cita, invité a Mike a desayunar, y nos sentamos y hablamos un rato. Me sorprendió gratamente descubrir que era conservacionista. Gran parte de su riqueza personal estaba ligada a tierras forestales que había comprado inicialmente como cien acres hace décadas — y luego 200, luego 500, luego mil – y que había pasado décadas caminando por esta tierra boscosa, desarrollando planes sobre cómo cosechar de manera sostenible las tierras forestales y eso lo convirtió en un conservacionista comprometido.

Le pregunté de qué estaba más orgulloso de su tiempo en la Legislatura del Estado y fue que logró reunir una amplia gama de negocios y grupos de fabricación y defensa para apoyar el aumento del impuesto a la gasolina porque, francamente, la infraestructura del estado de Indiana era muy roto y había un compromiso demasiado largo y demasiado agudo para no aumentar los impuestos ni un centavo y que eso estaba dañando la infraestructura de su estado.

Si tomas esos dos puntos y dibujas una línea común, puedes ver a alguien que está dispuesto a tomar medidas audaces si está convencido de que el clima está cambiando. Y, por lo tanto, para llegar al fin, Mike y yo, después de varias reuniones y conversaciones, lanzó el primer Caucus para Soluciones Climáticas bipartita en el Senado de los Estados Unidos.

Lo primero que hicimos como Caucus fue reunirnos con un grupo de directores ejecutivos porque, francamente, no son los demócratas quienes necesitamos persuadir sobre la necesidad de una acción audaz. Las personas que tenemos en el Caucus tienden a ser personas que trabajan bien al otro partido y que han demostrado un compromiso a largo plazo en esta área.

Tuvimos un grupo del Diálogo Climático de Directores Ejecutivos, que es un grupo de directores de grandes compañías a nivel mundial que están comprometidos con la sostenibilidad, con la lucha contra el cambio climático y descubrimos en una conversación vigorosa, de manera uniforme, establecer una tarifa sobre el carbono. Algunos de estos, como BASF y DOW, son compañías de renombre conocido mundialmente, de química y ciencia de materiales. Otra, la DTE Energy con sede en Detroit, una de las más grandes de las empresas generadoras y distribuidoras de energía base 11 . Otra, Lafarge, quizás no conocida por ustedes, pero literalmente el mayor fabricante de cemento en el mundo.

Tuvimos defensores de grupos ambientales como el Instituto de Recursos Mundiales y hemos tenido conversaciones con grupos como la Cámara de Comercio, la Mesa Redonda de Negocios y la Asociación Nacional de Fabricantes. Hemos tenido una serie de cenas privadas. Hemos tenido una serie de reuniones públicas. Hemos tenido una serie de sesiones informativas para el personal y, francamente, incluso en el ambiente partidista amargo y dividido de las próximas dos semanas, cuando algo más está sucediendo, recibimos servicio de jurado todos los días, soy optimista de que este grupo continuará nuestra conversación y continuará nuestro camino hacia adelante.

Sin su compromiso, sin su educación, sin su defensa, esto no sucederá. Necesitamos sus cartas al editor. Necesitamos sus publicaciones en las redes sociales. Necesitamos sus conversaciones con funcionarios electos estatales y locales. Necesitamos cambiar desde una percepción, a nivel nacional y en Washington, de que ésta es una conversación peligrosa. No queremos tocarla o tu carrera se ha terminado, pero les diré en las legislaturas estatales de todo el país que fue el mismo trato de aumentar el impuesto a la gasolina. El gobierno federal no ha aumentado el impuesto a la gasolina desde 1992 y, como resultado, nuestras carreteras, puentes y autopistas están literalmente cayendo. Nuestras infraestructuras están en la peor forma que cualquier economía avanzada y se debe a una preocupación por la política de impuestos.

A los estadounidenses no les gusta pagar impuestos. Los estadounidenses no confían en que su gobierno gastará sus ingresos sabiamente, lo entiendo, pero ahora hay docenas de estados donde los legisladores estatales han hecho el trabajo, se han involucrado en el estudio, se han involucrado en su comunidad y han decidido aumentar la inversión en la infraestructura. Para mí, este es un argumento similar, aunque muy distinto.

Lograr que las personas entiendan las formas en que el precio al carbono desataría el mercado para invertir en la innovación, implementar nuevas tecnologías, y abordar lo que es literalmente una amenaza existencial, es exactamente el trabajo en el que ustedes están participando. Permítanme concluir diciendo gracias. Gracias por quienes son. Gracias por el tiempo que dedican a esto.

Reconozcan que aunque les apasiona y están profundamente comprometidos, la gran mayoría de mis colegas y nuestros electores y nuestros amigos y vecinos no lo son. El trabajo en el que estamos es un trabajo importante. Es un trabajo conmovedor. Es un trabajo que cambia la vida. Si te importa la administración de la creación, o como científico crees en las cifras y las consecuencias, hay muchas razones diferentes y formas en que hemos llegado a este lugar en este momento.

Gracias por creer en la posibilidad del cambio, por alzar la voz y por ser una parte de las manos que doblarán el arco de la historia en una dirección de sostenibilidad y supervivencia.

Compártelo con un amigo