Votación de resolución muestra un cambio republicano sobre impuestos al carbono.

resolution

El Representante Neal era un legislador en la Cámara que habló en contra de la resolución, sugeriendo audiencias y más discusión sobre impuestos al carbono.

Votación de resolución muestra un cambio de republicanos sobre impuestos al carbono

Por Flannery Winchester

El 19th de julio, la Cámara de Representantes aprobó H. Con. Res. 119, una resolución contra impuestos al carbono. La resolución no BINDING fue introducida por el Representante Steve Scalise (R-LA), y afirmó en parte “que un impuesto al carbono sería perjudicial para la economía de Estados Unidos”.

Esta resolución de contra impuestos al carbono ha hecho apariciones en el Congreso antes. El Representante Scalise la introdujo por primera vez en el 113o Congreso como H. Con. Res. 24, y una versión de la misma fue aprobada en agosto de 2013 como una enmienda a otro proyecto de ley. El Representante Scalise la introdujo de nuevo en el 144o Congreso como H. Con. Res 89, y fue aprobada en junio de 2016. Estamos actualmente en la 115a sesión del Congreso, y con la votación del jueves, se la aprobó de nuevo.

A primera vista, es fácil caer en una narrativa familiar: el partido republicano en general no reconoce la amenaza presente y significativa del cambio climático y, por lo tanto, se opone a la acción climática, como un precio sobre el carbono. Pero de hecho, los resultados muestran un cambio significativo en el partido republicano en los últimos cinco años. Al igual que cuando leyemos las Clasificaciones de 2017 de la Liga de Votantes Conservacionistas, el contexto no sólo es importante, sino también alentador.

Menos patrocinadores que en cualquier momento anterior

En 2013, la resolución tenía 155 copatrocinadores. En 2016, tenía 82. El esfuerzo este año solamente logró 48 copatrocinadores. Esa es una bajada vertiginosa, y con buena razón.

En los últimos dos años, el Caucus para Soluciones Climáticas ha neutralizado el tema del cambio climático en el Congreso, posibilitando una conversación respetuosa e informada sobre las soluciones legislativas. En ese tipo de atmósfera, es mucho más difícil generar entusiasmo por una resolución que carece de matices y cierra una discusión, en lugar de continuar una.

Además, la opinión pública sobre los precios al carbono y las soluciones climáticas está creciendo, y los representantes están respondiendo. Según el informe más reciente sobre “La política y el calentamiento global” por el Programa de Yale sobre las Comunicaciones Sobre el Cambio Climático, la mayoría de los votantes estadounidenses apoyan exigir que las compañías de combustibles fósiles paguen un impuesto al carbono: 71% de los votantes registrados, 84% de los demócratas, 68% de los independientes, y un 56% de los republicanos.

Un margen más estrecho y más republicanos se opusieron

La resolución del Representante Scalise se presentó al pleno para ser sometida a votación en el verano de 2016. Pasó con 237 votos afirmativos, 163 votos en contra, y 2 miembros que votaron “presente”. Eso es un margen de 74 votos. Ningún republicano votó en contra de la resolución.

La votación de hoy trajo 229 votos afirmativos, 180 votos en contra, y 2 miembros con voto “presente”. Eso es un margen de 49. Y esta vez, seis republicanos votaron en contra. Los representantes republicanos Carlos Curbelo (FL), Ileana Ros-Lehtinen (FL), Brian Fitzpatrick (PA), Trey Hollingsworth (IN), Mia Love (UT) y Francis Rooney (FL) votaron en contra.

Siete demócratas de la Cámara — Kyrsten Sinema (AZ), Sanford Bishop (GA), Henry Cuellar (TX), Vicente Gonzalez (TX), Tom O’Halleran (AZ), Conor Lamb (PA) y Stephanie Murphy (FL) — se unó con el resto de los republicanos para apoyar la medida.

Los Representantes Ryan Costello (R-PA) y Michelle Lujan Grisham (D-NM) votaron “presente”.

Una vez más, es probable que podamos atribuir esos votos de “no” en parte al espíritu de diálogo bipartidario saludable que el Caucus para Soluciones Climáticas ha presentado al Congreso sobre el tema del cambio climático. Los Copresidentes del Caucus, el Representante Carlos Curbelo (R-FL) y el Representante Ted Deutch (D-FL) emitieron declaraciones en el período previo a la votación, enfatizando la importancia del compromiso y el debate sobre todas las soluciones climáticas. El representante Curbelo llevó a Twitter:

 

El Representante Deutch emitió una declaración en su sitio web anteriormente esta semana, diciendo:

“Es la mismísima misión del caucus explorar todas las opciones viables para abordar la creciente amenaza del cambio climático. Todos los miembros del Congreso, especialmente los miembros del Caucus, deben mantener todas las opciones disponibles y no prevenir una estrategia efectiva antes de que tengamos la oportunidad de debatirla “.

Algunos de sus colegas del Caucus para Climate Solutions se hicieron eco de sus argumentos en el pleno de la Cámara antes de la votación. El representante John Larson (D-CT) dijo: “¿Pueden imaginarse que nunca tendrán una audiencia sobre esto? Permítanme decirle quién quiere ir a esa audiencia: Jim Baker, George Shultz, Martin Feldstein, Hank Paulson, Gary Cohn, Rex Tillerson, por nombrar algunos, que dicen que el Congreso debería al menos estar abierto a considerar una impuesto sobre el carbono.”

El Representante Mike Thompson (D-CA) estuvo de acuerdo y dijo: “Seamos claros: no hay una propuesta de ley de impuestos sobre el carbono hoy en día. Si les preocupa un problema, tengan audiencias sobre ellos “.

El representante Richard Neal (D-MA), que no es miembro del Caucus para Soluciones Climáticas, se unió para reforzar el valor de una discusión sólida sobre soluciones climáticas. “Si quiere debatir un impuesto sobre el carbono, hagamos algunas audiencias. Veamos qué significaría para la economía. Veamos cuál sería el impacto si redujésemos las emisiones de combustibles fósiles. Si quieres tener este debate, entonces tengamos un debate real a través de las audiencias “.

Nuestro trabajo se trata de encontrarnos con los representantes en la posición donde están en cuanto al clima y ayudarlos a avanzar. Esta votación muestra que el Congreso, incluidos algunos legisladores republicanos de la Cámara, están por delante de donde solían estar. Ese progreso es una base para la acción climática significativa y duradera que necesitamos.

Avanzando hacia el consenso

Curiosamente, cuando el Representante Scalise trajo esta resolución al piso en 2016, sus comentarios mostraron un fuerte deseo de proteger los empleos en Estados Unidos, mantener a Estados Unidos competitivo en el ámbito internacional y proteger a las familias de bajos y medianos ingresos de los aumentos de precios. Muchas de esas preocupaciones se repitieron en el pleno de la Cámara hoy antes de la votación.

En lugar de rechazar los impuestos sobre el carbono en todos las situaciones, el Representante Scalise y sus colegas deberían echarle un vistazo más de cerca; todos esos objetivos se pueden alcanzar con un impuesto al carbono que sea bien diseñado y neutral de balance. De hecho, un plan como nuestra propuesta de Dividendos Energéticos agregaría millones de empleos a la economía, protegería a las empresas estadounidenses con un ajuste fronterizo de carbono y beneficiaría a la mayoría de las personas poniendo más dinero en sus bolsillos.

Como señaló el ex congresista republicano Bob Inglis en Twitter:

La votación de esta semana presentó al Congreso una opción falsa entre el medio ambiente y la economía. Pero, de hecho, los estudios se han llevado a cabo y las conclusiones son claras: un precio bien diseñado sobre el carbono que devuelva los ingresos a las personas es una ganancia para la economía, el medio ambiente y nuestro país. Esta resolución ignoró esa investigación, simplificó demasiado el tema e intentó silenciar la conversación.

Pero esa conversación ya es sólida y continúa creciendo. Algunos miembros republicanos del Congreso ya están trabajando en proyectos de ley para fijar un precio al carbono — el Representante Scalise y cualquiera de sus colegas republicanos son bienvenidos a unirse a la discusión en cualquier momento. Los invitamos a explorar los matices de este tema y descubrir los enormes beneficios que esperan a nuestro país.

La cantidad de apoyo público para una política nacional bien diseñada de fijación de precios al carbono es cada vez más innegable. Confiamos en que este voto no frene ese impulso creciente, y esperamos ansiosos el día en que el Congreso responda con una legislación bipartita significativa para fijar un precio al carbono y devolver los ingresos directamente al pueblo estadounidense.

Flannery Winchester
Flannery Winchester ha utilizado sus palabras para revistas, agencias de mercadeo, y ahora para la Tierra, como la Directora de Comunicaciones de CCL. Ella agradece la oportunidad de pasar cada día trabajando para preservar este bello planeta.