Defendemos una mejor manera

CCL ABSU group Abia State University in Nigeria

El capítulo de CCL de la Universidad Estatal de Abia en Nigeria

Defendemos una mejor manera

Por Joe Robertson

Después de los comentarios despectivos del presidente Trump sobre Haití y los países africanos, el Director de Estrategia Global de CCL, Joe Robertson, responde.

Nuestros voluntarios en Nigeria, Camerún, Costa de Marfil, Kenia, Tanzania, en 14 países africanos y 6 continentes, trabajan arduamente para ser líderes comunitarios de principios, cuyos esfuerzos fomentan la participación democrática. Trabajan para construir sociedades mejores, donde los ciudadanos y las partes interesadas tienen voz en la elaboración de políticas, donde la imaginación humana, no la inercia de la injusticia histórica, determina los futuros resultados.

No es un trabajo fácil. Los voluntarios, simplemente por haber hablado, se han enfrentado al desprecio y al asalto de quienes creen que los voluntarios ciudadanos no deberían tener derecho a corregir la corrupción. Uno de nuestros líderes locales dijo, después de recibir amenazas personales: “No dejaré que las personas impulsadas por el miedo y la ira me impidan de trabajar para el bien”. Tenemos derecho a un futuro mejor, y tenemos las herramientas para empoderar a los demás. Debemos hacer este trabajo “.

Que el presidente de los Estados Unidos denigre a la gente de las grandes naciones de todo el mundo usando palabras profanas enraizadas en la intolerancia es una vergüenza para nuestra tradición nacional de progreso hacia una condición mejorada y liberada para todas las personas. No puede existir ninguna justificación para tales insultos y ninguna tolerancia para tales prejuicios en un discurso civil.

El legado del Rev. Dr. Martin Luther King, Jr., es lo mejor de lo que los Estados Unidos es y puede ser. Es un compromiso, desde la misma raíz de nuestra humanidad, a elevarse por encima de la indiferencia, la violencia y el odio. Cuando ganó el Premio Nobel de la Paz, describió su trabajo como solo una parte de “una batalla creativa para poner fin a la larga noche de injusticia racial” y para liberar a todas las personas de ser “trágicamente unidas a la medianochesin estrellas” de violencia y odio.”

Para ser estadounidense, uno no necesita nacer aquí. Sin embargo, uno debe comprometerse a vivir de una manera que reconozca que todas las personas tienen una dignidad humana esencial, y que a ninguna persona se le debe negar el trato justo porque las personas poderosas o de mente pequeña desean rechazarlo.

El Dr. King creyó, vivió y finalmente dio su vida por la causa de la inclusión universal, la igualdad ante la ley y la justicia para todas las personas. Desafiantemente se negó a aceptar que “el ser humano no sea más que una brizna de paja azotada por la corriente de la vida, y sin tener posibilidad alguna de influir en el curso de los acontecimientos” que estamos destinados a enfrentar. Ser humano significa ser liberado para tomar decisiones morales. Ser ciudadano de una sociedad libre, cualesquiera que sean las prácticas o preferencias de aquellos con el poder, es comprometerse a dar forma a los resultados para que todas las personas tengan la oportunidad justa de perfeccionar y expresar sus talentos.

Como organización, estamos comprometidos con esta misión.

Todos los ciudadanos pueden construir relaciones de trabajo, basadas en el honor, con sus legisladores. Trabajamos para empoderar a los voluntarios ciudadanos para que hagan esto, para que puedan, como el Dr. King a todos nos urgió hacer, involucrarse personalmente en inclinar el arco de la historia hacia la justicia. No hay otra manera de ver el poder de la ciudadanía o el significado de la democracia. Debemos seguir avanzando hacia la libertad y la justicia para todos, y debemos dar la bienvenida a todos los que puedan ayudar.

No seremos definidos, como una civilización, por actos inhumanos de parcialidad o por palabras viles. Sin embargo, seremos definidos por la forma en que respondemos.

En Ciudadanos por un Clima Vivible, estamos con todos aquellos que en sus corazones viven la determinación de que no podemos permitir que la intolerancia actúe a través de nuestras instituciones, si sean políticas o de otra clase. Trabajamos todos los días para asegurarnos de que será la gente común, hablando desde su propia perspectiva, quien guía la mente moral de sus legisladores.

La república pertenece al pueblo, y mantenemos que la buena voluntad entre las personas es sagrada. Independientemente de las acciones de nuestros líderes, continuaremos trabajando para ampliar el espacio en el que esa buena voluntad indivisa sea el corazón del compromiso democrático.

Joe Robertson es el Director de Estrategia Global para Ciudadanos por un Clima Vivible. También es el autor del folleto de CCL, "Construyendo la economía verde." ("Building the Green Economy").