Amanda Ripley explica el periodismo de soluciones

Complicando las narrativas: Amanda Ripley explica el periodismo de soluciones

Por Sara Wanous

Cada més, Ciudadanos por un Clima Vivible organiza una reunión en línea que destaca un orador invitado para educar a los oyentes sobre temas relacionados con el cambio climático y nuestra propuesta de Dividendos Energéticos, y el Proyecto de Ley de Innovación Energética y Dividendos de Carbono. Vea los oradores anteriores aquí.

El cambio climático y tantos otros desafíos que enfrentamos como sociedad son increíblemente complejos. Frente a estos temas, nuestro instinto es simplificarlos demasiado. ¿Qué beneficios podríamos encontrar al profundizar en las complejidades?

amanday ripley credit Brooke Bready

Amanda Ripley (Foto por Brooke Bready)

Amanda Ripley, una periodista con más de 20 años de experiencia escribiendo para publicaciones que incluyen Time Magazine y The Atlantic, se juntó a nuestra reunión mensual de enero 2019 para explorar justamente lo que dice el título. Amanda explica como “complicar la narrativa” media la práctica de el periodismo de soluciones nos puede ayudar a tener conversaciones más productivas y satisfactorias sobre temas polarizadores.

Por qué el periodismo de soluciones es importante

Después de la elección de 2016, mientras que sus cólegas igualaron un aumento en la polarización por reforzar los métodos comunes del periodismo, Amanda dijo que se sentía un poco perdida. Todavía estaba dedicada a la misión de educar a la gente para que pueda tomar decisiones informadas, pero se sentía que las técnicas de periodismo existentes tenían menos impacto que nunca. Amanda decidió salir de su zona de confort. Con el asesoramiento de David Bornstein, cofundador y Director Ejecutivo de la Red del Periodismo de Soluciones (Solutions Journalism Network), pasó meses estudiando con personas en profesiones que entienden los conflictos de manera diferente a los periodistas.

Los periodistas escriben sobre los conflictos constantemente, pero generalmente a través del mismo lente que identifica los dos lados del problema y resume el conflicto. Al pasar tiempo con personas que abordaban el conflicto de manera diferente, como los mediadores de conflictos, los psicólogos, los diplomáticos y los ministros, Amanda se dio cuenta de dos cosas: las personas se comportan de manera diferente cuando llegan a un punto de alto conflicto, y el periodismo tradicional no nos ayuda en estas situaciones.

“Los periodistas saben como hacerte sentir enojado, como llamar la atención, como hacerte sentir triste”, dijo, “pero todavía hay mucho que no tomamos en cuenta cuando tratamos de educar al público, cuando tratamos de escuchar, cuando tratamos de ser escuchados”. Para hacer que la gente supere la polarización para entender las perspectivas opuestas, debemos adaptar las técnicas del periodismo.

Lecciones del Laboratorio de Conversaciones Difíciles

Un lugar donde Amanda buscó ver el conflicto de manera diferente era el Laboratorio de Conversaciones Difíciles (Difficult Conversations Laboratory) en la Universidad de Columbia. Este laboratorio organiza y graba conversaciones “incómodas, tensas y penosas” sobre temas muy pesados entre desconocidos, y luego las analiza para ver lo que podemos aprender sobre conversaciones productivas.

Investigadores del Laboratorio de Conversaciones Difíciles encuentran que se puede dividir la mayoría de conversaciones entre dos categorías. La primera es conversaciones negativas caracterizadas por declaraciones exclusivemente frustradas y enojadas, donde las personas parecen ser “atascadas”. Estas conversaciones a menudo terminan en un “juego de tirar la cuerda”, una lucha entre dos posiciones profundamente arraigadas.

Pero el Laboratorio de Conversaciones Difíciles observa conversaciones más productivas también. Estas conversaciones todavía tienen sus momentos de frustración, pero se ve entretejidas otras emociones como el humor y la comprensión. Las personas frecuentamente no cambiaron sus opiniones después de estas conversaciones, pero sí hicieron preguntas de mejor calidad y salieron más satisfechos. Mientras que no sería realístico tener la expectativa de un cambio de opinión sobre una creencia profundamente arraigada después de una sola conversación o un solo artículo, Amanda dijo que estas interacciones son importantes. “Lo que sí podemos esperar es que abran sus mentes – las personas no estarán dispuestas a recibir nueva información si no se sienten un poco curiosos a veces– si no pueden salir del ciclo del negativismo y la rabia, no pueden hacer preguntas”.

Después de identificar las características de una conversación más productiva, los investigadores de Columbia intentaron ver si podrían crear entornos en los que sucedieran mejores conversaciones en vez de dejarlo al azar. En un estudio, la mitad de los participantes recibieron artículos de noticias típicos, mientras que la otra mitad recibieron artículos más complejos sobre los mismos temas. El estudio demostró que cuando las personas habían reciéntemente leído un análisis más complejo del problema, tuvieron conversaciones de mayor calidad. Esto demuestra que una manera de provocar conversaciones más productivas es evitar la simplificación de algo complejo, y en cambio reconocer las complejidades que se presentan al principio.

Complicando la narrativa

El tiempo que Amanda Ripley pasó estudiando conflictos desde distintas perspectivas le ayudó a clarificar su objetivo como periodista y un plan para lograrlo. Ripley pretende generar la comprensión y la curiosidad sobre diversas perspectivas alrededor de temas tradicionalmente polarizadores. Para lograrlo, Amanda dice, “Puedes inducir la complejidad y curiosidad utilizando la complejidad y curiosidad”. Estos son algunas de los puntos claves que Ripley utiliza para desmitificar las narrativas complejas:

  • Los hechos no persuaden
    “Lo sabía también, pero en mi cuerpo no lo creía – no estaba convencida por este hecho”, bromeó Amanda. Mientras que los hechos son importantes, la confianza tiene que venir primero, especialmente con temas controversiales.
  • Hacer que la gente se sienta escuchada
    Explica Ripley, “Las personas no escucharán hasta que se sientan escuchados—literalmente o figurativemente”. Esto significa más que asentir y fruncir el ceño mientra que hablan. En una conversa, significa el uso de técnicas de entrevistas motivacionales, como escuchar por los valores y emociones, y refleccionarlos. Esto permite que las personas sepan que les estás escuchando, y les da una oportunidad de corregirte si los has mal entendido. Para los periodistas, esto significa asegurarse de incluir perspectivas diversas en el artículo de forma creíble. Aún cuando el objetivo es desacreditar esa perspectiva, declararla en el artículo hará que la gente se sienta escuchada..
  • Hacer mejores preguntas
    Utiliza mejores preguntas para pasar los argumentos y las quejas típicas y entrar en las razones profundas para sus creencias. Algunas de las preguntas favoritas de Amanda son estas:

  • Crear nuevas identidades
    “Es difícil deshacerse de una identidad existente”, dijo Amanda. “Es más facil crear una nueva”. En vez de intentar persuadirles para que cambien sus identidades, es mejor intentar de unirse alrededor de las identidades con valores compartidos.
  • Utilizar elementos  visuales
    Ripley hace referencia al trabajo de Brendan Nyhan, un investigador de comportamiento político, sobre el sesgo de confirmacion. El sesgo de confirmación es la idea de que las personas buscan los puntos que aprueban su perspectiva y que descuentan otros hechos. El uso de buenos elementos visuales, como gráficas o infográficas, es una potente manera de romper esta patrón y explicar algo difícil o nuevo.

i queremos cambiar el discurso sobre los temas dificultosos, tendremos que cambiar nuestro enfoque fundamental en estas conversaciones. Viendo el conflicto desde diversas perspectivas puede ayudar a periodistas para que eduquen y persuadan mejor, puede ayudar a nosotros para que nos conectemos y nos entendamos mejor, y al final puede ayudar a construir una plataforma más productiva para conversar sobre asuntos complejos.

Para escuchar más de Amanda Ripley, incluyendo preguntas y respuestas con voluntarios de CCL, vea la reunión entera de enero en YouTube o escuche al podcast. Puede seguir a Amanda en Twitter a @AmandaRipley.

Sara Wanous ha sido la Coordinadora de Membresía en Ciudadanos por un Clima Vivible desde enero 2018. Recibió su bachillerata en Economía, y en Ciencias y Políticas Ambientales de la Universidad de Chapman.  Está estudiando para su maestría en Ciencia y Política Climática en la Institución Scripps de Oceanografía.